STAMINA: mayor autonomía para todos

Aunque Sony está investigando y desarrollando diferentes tipos de “Bio Baterías”, como las que generan energía empleando azúcar o papel usado, mientras llegan al mercado la compañía ha optado por una solución alternativa a la de su competencia para disponer de mayor autonomía en sus dispositivos. En lugar de utilizar mayor capacidad en la batería (que viene medida en miliamperios por hora, mAh), la solución elegida por Sony ha sido aumentar su duración mediante la gestión inteligente de su uso.

El término STAMINA lleva ya muchos años asociado a los productos de Sony, y hemos podido comprobar en numerosas ocasiones cómo aquellos dispositivos que disponían de esta tecnología, como las cámaras Cyber-shot™ y Handycam®, los WALKMAN®, etc., lograban aumentar su autonomía muy por encima de otros productos similares de la competencia, a pesar de disponer de tamaños de batería reducidos que permitían que estos dispositivos fueran más compactos.

Como ya sabemos, Sony ha llevado hace poco esta tecnología hasta sus dispositivos móviles, tanto Tabletas como Smartphones; más concretamente, podremos encontrarla en los modelos  Xperia™ Z, Xperia™ Tablet Z y sus hermanos menores de este año.

Así, activando el modo STAMINA en el teléfono o tableta a través de la configuración de energía del dispositivo, solo se ejecutarán las funcionalidades básicas (como la recepción de llamadas o SMS) mientras dejemos de usar el dispositivo, desactivándose las aplicaciones que funcionan en segundo plano y que consumen muchos recursos; al volver a encenderlo, todo volverá a estar tal como lo dejamos en ese momento. De esta forma, los Xperia™ detectan cuándo no se está usando la pantalla y desactivan automáticamente todo aquello que no es necesario, manteniendo únicamente las notificaciones de interés para el usuario. Asimismo, los LED solo se encenderán para indicar que la batería está baja.

El modo de recuperación es instantáneo. Por ejemplo, puesto que el equipo ha mantenido la dirección IP durante todo el tiempo que la pantalla ha estado apagada, al encenderla de nuevo es posible acceder inmediatamente a la red. En realidad, los Xperia™ esperan un minuto hasta bloquear el tráfico de datos y las actividades en segundo plano para prevenir la activación del sistema tras apagar la pantalla.

Es posible escoger aquellas funcionalidades o aplicaciones concretas que deseemos mantener abiertas (GPS, WiFi, Bluetooth, calendario, correo, etc.) mediante el uso de una lista blanca, con lo que el control sobre el dispositivo será completo. Gracias al modo STAMINA se podría llegar a multiplicar el tiempo en espera por cuatro o más, según pruebas realizadas por la marca.

De esta forma no tendremos que estar continuamente cerrando conexiones y programas que no son necesarios cuando queramos dejar de usar el dispositivo durante algún tiempo para ahorrar batería, y será el propio sistema quien tome estas decisiones por nosotros, para nuestra comodidad.

Por último, si alguien dispone de algún modelo Xperia™ anterior y quiere disfrutar en él de esta tecnología (bajo su propia responsabilidad), en xda-developers han desarrollado un método para poder llevar las ventajas del modo STAMINA a los modelos de 2012 de forma bastante fácil, teniendo únicamente que descomprimir un archivo ZIP en los correspondientes directorios.

Para aquellos que se aventuren a llevarlo a la práctica, ¡que no olviden contarnos su experiencia! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *